‘The Last Supper’, el último episodio de ‘Parker Lewis, el ganador’

La sitcom adolescente Parker Lewis Can’t Lose (1990-1193) tiene buenos recuerdos entre sus antiguos y nuevos seguidores, sobre todo por sus capítulos repletos de gags humorísticos, similares a una caricatura de humor absurdo. Claro que como la mayoría de series de inicios de los noventa, siempre dejaba su mensaje explicito de enseñanza al final de cada capítulo (algo inevitable en esos tiempos).

La que si debe guardar grata recordación es el capítulo final que tuvo la serie, pues solo se remitió a una serie de flashback, faltando la presencia de varios personajes. Lo cierto es que en la tercera temporada, la serie ya había perdido el rumbo, tal vez por los rumores de cancelación. Y es que si bien Parker Lewis tenía sus seguidores fieles, no arrasó en la audiencia y ya sabemos cómo se maneja en negocio en la televisión.

Argumento y resumen

El último episodio, titulado ‘The Last Supper’ se centra en la inminente demolición por deudas del restaurante ‘Atlas’, símbolo de la vida social en Santo Domingo.  La acción se centra en los esfuerzos del entrenador Kohler, dueño del restaurante y de Parker con sus amigos para evitar el triste desenlace, a la vez que sus personajes empiezan a recordar sus vivencias en las 3 temporadas de la serie.

Todo parece seguir al cotidianidad en la vida los protagonistas de la serie, quienes se encuentran en el restaurante ‘Atlas’, punto de reunión para la vida social de los jóvenes de la preparatoria Santo Domingo.  La normalidad es interrumpida por el entrenador Hank Kohler, dueño del restaurante, quien revela a los comensales que no pudo pagar sus préstamos y el banco demolerá el restaurante, para convertirlo  en un centro comercial. Ha llegado la última cena para el Atlas. Por ello el grupo de amigos especialista en resolver problemas, es decir Parker Lewis, Jerry Steiner y Mike Randall tratan de buscar una solución para que el restaurante no sea cerrado.

La trama del episodio se desarrolla en medio de la búsqueda desesperada de soluciones. Buena parte de los personajes, al ver que el destino del Atlas parece inevitable, empiezan a recordar pasajes vividos en el restaurante. Aquí entran los flashbacks de la serie, donde se recopilan varios pasajes de las tres temporadas, especialmente referidos a los momentos graciosos y románticos de los actores principales.

El tiempo parece agotarse y el entrenador Kohler busca ayuda donde su padre, pero sin resultado positivo, pues es uno de los accionistas del nuevo centro comercial que se levantará sobre el Atlas (uno de los momentos más jocosos y absurdos). El tiempo se va acabando y sorpresivamente Parker no ha podido evitar el cierre del Atlas. La tristeza y resignación se instala en los comensales. Para alegrarlos, el entrenador Kohler pone una canción en la rockola, “adiós dulce cafetería”.  La escena termina con un plano general del Atlas, cuyas luces se van apagando. Es el final, por primera vez Parker Lewis no ha ganado. Adiós a las aventuras del chico de camisas coloridas.

Leave a Reply

Required fields are marked *.