‘Naturaleza cambiante”, el capítulo final y extinción de la serie Dinosaurios

La serie Dinosaurios (1991-1994) fue un sitcom con buena aceptación en la década del noventa.  Grabada  como una comedia familiar, nos mostraba a la familia de dinosaurios Sinclair, que vivía en una sociedad similar a la humana contemporánea: vestían a la moda, iban a escuelas, tenían trabajos y también sufrían crisis emocionales. En otras palabras, de forma similar a Los Picapiedras, recreaba las características y elementos de la vida moderna en un tiempo muy pasado, solo que yendo más atrás, hasta la época de los reptiles gigantes. Esa fue la principal novedad en las primeras temporadas.

Los siguientes capítulos mostraban situaciones humorísticas con un final feliz con mensaje. Por eso fue curioso el capítulo final de la serie, pues se desarrolla con un mensaje pesimista y desesperanzador, dando a entender la pronta extinción de la sociedad de dinosaurios, con la consiguiente desaparición de la familia Sinclair.

Argumento y resumen:

Titulado como ‘Naturaleza cambiante’, el último capítulo se refiere a una catástrofe ecológica, originada por la corporación ‘Yo lo digo’ (donde trabajaba Earl, el papá de la familia Sinclair), dueña de casi todos los productos y servicios en la sociedad de Nueva Pangea. La serie da entender que esta apocalipsis ecológico será el desencadenante de la extinción de  los dinosaurios.

En el episodio, todos siguen por el noticiero de televisión la llegada anual de los escarabajos peloteros, pues sus crías son las encargadas de comerse las molestas enredaderas que empiezan a crecer en las casas. Sin embargo no llegará ninguno, salvo uno llamado Stan que se aparecerá en la casa de familia Sinclair. Charlene, la hija de la familia, lo llevará a la ciénaga para que se encuentre con otros escarabajos, pero descubrirán que esta ha sido reemplazada por una fábrica de fruta de la compañía ‘Yo lo digo’. Charlene denuncia esto, pues la sociedad está preocupada por la proliferación de enredaderas televisión.

Ante ello, el señor Richfield, dueño de la compañía y jefe de Earl, lo nombra presidente de un comité para solucionar el problema de enredaderas. La solución escogida por el comité, asesorado por ‘Yo lo digo’, será rociar todo el espacio continental con un herbicida, el cual acaba con las enredaderas, pero también con toda forma de vida vegetal.

El continente termina convertido en un desierto. La nueva solución propuesta por señor Richfield será producir lluvia para que las plantas vuelvan a crecer. Para ello bombardeará el planeta, para crear nubes. Pero el resultado son nubes de azufre y hollín, que cubren al planeta en una oscuridad de miles de años, y una consecuente ola de frío.

Al darse cuenta de su error, Earl pedirá disculpas a toda su familia por destruir el planeta y algún futuro para su familia, especialmente al Bebé, el más pequeño de la familia. La familia Sinclair se compromete a seguir unida, pero con varias dudas sobre su futuro. El capítulo termina con el pronóstico del tiempo del noticiero de televisión, donde el narrador dice “seguirá la niebla  las temperaturas bajo cero. Adiós”.

Leave a Reply

Required fields are marked *.