In Time (2011) – Resumen y Análisis

In Time es una película de ciencia ficción del año 2011, que nos ofrece un escenario de distopía, donde si bien se ha eliminado el gen del envejecimiento, otorgando  a las personas una apariencia de eterna juventud, estas solo pueden vivir “gratuitamente” hasta los 25 años. Después, para seguir viviendo, necesitan comprar tiempo (segundos, minutos, horas, años), el cual también se ha convertido en la única moneda existente. En ese escenario, la frase “vivir para vivir” cobra realidad, en especial para las clases bajas, que deben hacer actividades desesperadas para comprar más tiempo, además sin poder salir de los violentos guettos donde han sido relegados a vivir. Todo a diferencia de la clase acomodada, que vive al otro de la ciudad en Nueva Greenwich y que no tiene preocupación por ganar tiempo, dedicándose a una vida frívola.

En ese ambiente, la película se centra en Will Salas (Justin Timberlake), un obrero 28 años que habita en el guetto, cuya vida da un giro cuando recibe el regalo de 103 años por parte de un habitante de Nueva Greenwich, quien después de dar el obsequio se suicidará. Por ese motivo, Will Salas es perseguido por los policías de tiempo, pues creen que él ha robado y asesinado a su ocasional benefactor. Allí empieza la película de persecución. Will Salas empieza el escape hasta New Greenwich, utilizando su nueva fortuna en tiempo para mezclarse con las clases pudientes, donde conocerá a Phillipe Weis (Vincent Kartheiser) dueño de los bancos de tiempo y a su hija Sylvia Weis (Amanda Seyfried).

Mientras la policía sigue persiguiendo a Will Salas, quien secuestra a Sylvia para escapar. En su huida (además del enredo amoroso), la convencerá de ir contra los interese de su padre y su clase para asaltar los bancos de tiempo y obsequiar vida a los habitantes del guetto. Al final, ambos emprenderán una cruzada para revertir el orden establecido en el mundo, convirtiéndose en una pareja de delincuentes justicieros.

La película fue dirigida por Andrew Nicoll, y tuvo una variada recepción de crítica y mejor taquilla. Si bien plantea un escenario e historia interesantes, donde los tópicos de desigualdad, injusticia y aprovechamiento de la vida generan interrogantes válidas para la sociedad actual, estos pierden su consistencia al otorgar demasiados minutos a las escenas de persecución (las cuales también abusan del diseño de videojuego) además de un final que parodia la fábula de Robin Hood. Un aspecto rescatable del filme es su construcción de futuro.

Leave a Reply

Required fields are marked *.